Consejos para iniciarse en el Running

Sí se puede:

El running está al alcance de todos

* Comienza a acercarse la primavera, y las carreras están a la vuelta
de la esquina… Pero hay que llegar preparados.

En abril inicié un taller de Running en dos colegios de la comuna de
Independencia. Comenzaba el otoño y 25 niños (as) de 3 y 4 Medio,
partían una aventura que hoy los tiene corriendo distancias de 5 y 10
Kilómetros.
Como todo principiante, llegaban a entrenar con zapatillas y ropa poco
adecuada. Un tema que de a poco fuimos corrigiendo y que refleja la
situación que todos vivimos al momento de partir en esto de correr.
Es común que en las calles se vean trotando aficionados envueltos en
buzos de algodón, con zapatos de fútbol, zapatillas de tenis (o de
cualquier otro deporte), o cargando botellas de agua y llenos de
accesorios. Todo esto, pueden ser considerados como factores distractores que
pueden disminuir el verdadero gusto por practicar Running.
Es común también escuchar decir «es que troto cinco minutos y me
cansó» o «con suerte corro dos cuadras y me da una puntada en la
guata». Es cierto: a todos nos pasa al inicio.
Creo que situaciones como está, o el tradicional «invernar» de un alto
porcentaje de corredores durante el período de frío y lluvias, alejan
a aquellos que deciden partir y que bajan los brazos antes de tiempo.
Para evitar esto, a mis alumnos cuando les sucedía algo similar les comentaba
que el Running es un deporte que, al igual que todos, requiere de
tiempo de desarrollo, aprendizaje técnico, vestimenta adecuada y un
trabajo mental que muchas veces, a su corta edad, es difícil de
dimensionar. Un tema no menor, pensando en la cantidad de
distracciones que están expuestos.
En los jóvenes y adultos, hay otras variables igual de importantes
(trabajo, estudios, familia) que a veces impiden tener
continuidad, producto de que desde un comienzo parten sin cuidados y se les produce alguna lesión.
Bueno, a todos ellos, les digo que este lindo deporte es, a diferencia
de otros, para toda la vida.
Es un orgullo ver participar en corridas a personas mayores de 60 y 70
años, incluso de 80, que van felices de compartir este mundo.
Tampoco se trata de partir a comprar las zapatillas y ropa más cara y
técnica, sino que saber correr más cómodo y de acuerdo a la condición
física de cada uno. Por eso es importante elegir el lugar donde
comprar y asesorarse por quienes saben (doctores, profesores, entrenadores). Así, se evitarán lesiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *